fbpx

Teletrabajo, una forma de organización laboral

By Diana Rojas

Dentro de la lógica de la productividad el tiempo es dinero, nuestra sociedad necesita cada vez más la certeza que la tarea no es superior al tiempo que implica realizarla, si a ello sumamos las dificultades y consecuencias de la pandemia del COVID 19 que aqueja la productividad laboral desde hace 2 años, sería lógico pensar que poder realizar las tareas laborales desde el hogar sería ciertamente una ganancia en tiempo y eficacia.

Esta modalidad de empleo como figura laboral a distancia implica una nueva forma de organización tanto para las empresas privadas como para las entidades públicas y por ende, la administración de los recursos físicos, humanos y tecnológicos.

Comprender los cambios en el entorno laboral debido a la globalización nos orienta a pensar en las ventajas de un trabajo descentralizado a distancia, manteniéndose el elemento de subordinación como núcleo de la relación laboral a distancia y desde el hogar sin desconocer los riesgos que con lleva la continuidad de esta metodología de trabajo. Importantes organizaciones, se vieron obligados a transformarse, introduciendo innovaciones tecnológicas que permitieron la generación de beneficios: como el ahorro de energía, la reducción de personal, pagos por instalaciones etc.; muchas de estas transformaciones tendieron a privilegiar la mejora de las estructuras productivas pero sobre los gastos sociales, es decir, se destinaron mayores recursos a la mejora en los procesos y operaciones beneficiando la mejora en la calidad y bienestar de los trabajadores. Así es como cualquier persona que posea un computador y una conexión a internet puede efectuar los compromisos laborales desde la comodidad de su casa.

Los beneficios de esta modalidad que ha venido creciendo en tiempos en que la mentalidad de los trabajadores y los empleadores se ha transformado ha llevado al aumento de la formalización laboral en teletrabajo y vinculación de tele – trabajadores mediante contrato laboral a término fijo o indefinido, permitiendo la reducción de costos operacionales, el mejor aprovechamiento del tiempo ya que tienen mayor disponibilidad para compartir en familia, para realizar las funciones laborales con mayor dedicación y contar con más tiempo para otras actividades como capacitarse en otras áreas, y la mejora en la calidad de vida de la clase trabajadora ya que hay menos riesgos de salud porque no hay la misma exposición a la contaminación ambiental y se reduce el tiempo de desplazamiento realizado para desarrollar su actividad laboral.

¿Cuál es el tipo de líder que requieren las organizaciones hoy en día?, una pregunta compleja, pero que obtiene una rápida respuesta dando una mirada a los desafíos del entorno. En definitiva, nuestras organizaciones navegan en ambientes turbulentos, inciertos, que llevan al limite las capacidades de sostenibilidad de las empresas, producto de mercados saturados en donde innumerables empresas puede que hagan lo mismo que nosotros, y sumado a eso nos vemos abocados a una velocidad de cambios en los escenarios sociales, tecnológicos, políticos, ambientales y económicos que transformar cada vez más rápido el panorama las necesidades y expectativas de nuestros clientes y las realidades de los mercados. En este complejo diagnóstico, los lideres  necesitan ser Agiles, para interpretar rápidamente los cambios que impactan la organización, Adaptativos, capaces de tener una aguda mirada de anticipación, casi prospectiva hacia las posibles necesidades, tendencias y opciones futuras; Articular estas necesidades al interior de la organización para generar un entendimiento colectivo y orientar de esta forma la acción conjunta de la empresa; la Adaptación para que haya un aprendizaje continuo y la flexibilidad necesaria, realizando los ajustes que permitan dar respuesta a los desafíos de la organización; y la Responsabilidad de tomar decisiones asertivas y oportunas que mantengan el barco a flote. En este enfoque los lideres requieren una mayor creatividad, que se moviliza a partir de un mejor análisis para la toma de decisiones, la búsqueda de alternativas y nuevos campos de oportunidad, orquestando la generación de nuevas capacidades que permita a la organización aprovechar y capitalizar esas oportunidades.

En definitiva, el Líder debe hacer sentir vital a la empresa, que haya esa sensación de desarrollo en el ambiente, en el que se percibe claramente el movimiento y que están pasan cosas positivas. Esto pasa por la habilidad de los directivos y gerentes para promover, co construir y apoyar ideas, e iniciativas, buscando constantemente aquellas oportunidades, mejoras, nuevos métodos de trabajo y tecnologías, que brinden crecimiento y sostenibilidad a la organización; para lograrlo hay que tener una enorme voluntad de avanzar, desapegándose de lo que tal vez dio frutos en el pasado, para dar la bienvenida a los nuevo y mejor.

Este rol de líder es esencial para que la estrategia de innovación encuentre la tracción adecuada en la organización y brinde los resultados esperados, dado que esta estrategia implica un conjunto de capacidades en las que una organización debe emprender para lograr sus objetivos. El líder tiene la responsabilidad de diseñar e influir en la estructura, los procesos, las recompensas y las prácticas de las personas de la organización que a fin de cuentas desarrollarán estas capacidades necesarias.  

¿Cuál es el tipo de líder que requieren las organizaciones hoy en día?, una pregunta compleja, pero que obtiene una rápida respuesta dando una mirada a los desafíos del entorno. En definitiva, nuestras organizaciones navegan en ambientes turbulentos, inciertos, que llevan al limite las capacidades de sostenibilidad de las empresas, producto de mercados saturados en donde innumerables empresas puede que hagan lo mismo que nosotros, y sumado a eso nos vemos abocados a una velocidad de cambios en los escenarios sociales, tecnológicos, políticos, ambientales y económicos que transformar cada vez más rápido el panorama las necesidades y expectativas de nuestros clientes y las realidades de los mercados. En este complejo diagnóstico, los lideres  necesitan ser Agiles, para interpretar rápidamente los cambios que impactan la organización, Adaptativos, capaces de tener una aguda mirada de anticipación, casi prospectiva hacia las posibles necesidades, tendencias y opciones futuras; Articular estas necesidades al interior de la organización para generar un entendimiento colectivo y orientar de esta forma la acción conjunta de la empresa; la Adaptación para que haya un aprendizaje continuo y la flexibilidad necesaria, realizando los ajustes que permitan dar respuesta a los desafíos de la organización; y la Responsabilidad de tomar decisiones asertivas y oportunas que mantengan el barco a flote. En este enfoque los lideres requieren una mayor creatividad, que se moviliza a partir de un mejor análisis para la toma de decisiones, la búsqueda de alternativas y nuevos campos de oportunidad, orquestando la generación de nuevas capacidades que permita a la organización aprovechar y capitalizar esas oportunidades.

En definitiva, el Líder debe hacer sentir vital a la empresa, que haya esa sensación de desarrollo en el ambiente, en el que se percibe claramente el movimiento y que están pasan cosas positivas. Esto pasa por la habilidad de los directivos y gerentes para promover, co construir y apoyar ideas, e iniciativas, buscando constantemente aquellas oportunidades, mejoras, nuevos métodos de trabajo y tecnologías, que brinden crecimiento y sostenibilidad a la organización; para lograrlo hay que tener una enorme voluntad de avanzar, desapegándose de lo que tal vez dio frutos en el pasado, para dar la bienvenida a los nuevo y mejor.

Este rol de líder es esencial para que la estrategia de innovación encuentre la tracción adecuada en la organización y brinde los resultados esperados, dado que esta estrategia implica un conjunto de capacidades en las que una organización debe emprender para lograr sus objetivos. El líder tiene la responsabilidad de diseñar e influir en la estructura, los procesos, las recompensas y las prácticas de las personas de la organización que a fin de cuentas desarrollarán estas capacidades necesarias.

De igual forma, la voluntariedad es un elemento indispensable y un principio básico para que el teletrabajo funcione. El empleador puede proponer esta modalidad al trabajador, y el a su vez aceptar o rechazar tal solicitud, el trabajador puede proponer esta modalidad al empleador y él puede aceptar o no. En ambos casos no se está vulnerando ningún derecho ni incumpliendo alguna obligación, se es libre de escoger y permitir como realizar las actividades de su empresa por parte de los trabajadores. También, ofrece a las empresas la posibilidad de aprovechar la capacidad y el talento de millones de candidatos dispuestos al mundo de oportunidades y de beneficios laborales y personales al incursionar en el ámbito.

El teletrabajo no puede ser más práctico en una ciudad como Bogotá o las ciudades principales de Colombia, sería lógico pensar que poder realizar las tareas laborales desde el hogar sería ciertamente una ganancia en tiempo, eficacia, incluso reducción de peligros por la situación de inseguridad que nos aqueja, contribuir al medio ambiente y beneficiando al trabajador en una mejor calidad de vida. Desde todo punto de vista, es una ganancia sobre todo en tiempo y en energía que puede dedicarse a aumentar la productividad y a dinamizar el trabajo de la empresa.

La excelencia de un líder, se mide por la capacidad para transformar los problemas en oportunidades.

Peter Drucker

Algunas fuentes que utilizamos para realizar este articulo fueron:

  • Harvard Business Review. Ben Ramalingam (2020). 5 Principles to Guide Adaptive Leadership

  • Harvard Business Review. Amabile, Teresa; Kahire, Mukti. (2008) Creativity and the role of the leader

  • Ries, Eric (2017). El Camino Hacia el Lean StarUP

  • Kim, Chan; Mauborgne, Renée (2004). Blue Ocean Shift: Beyond Competing ‑ Proven Steps to Inspire Confidence and and Seize New Growth

Comparte nuestro contenido

Hablemos

Abrir chat
Chatear con Alguien
Soluciones de Outsourcing de SST